23

Todas las evidencias que creemos tener a mano, apuntan en una misma dirección: sabemos comunicarnos, y la escucha, como hace parte de la comunicación, es una habilidad que dominamos. Sin embargo, así como a veces tenemos dificultades para lograr buena comunicación con otras personas (e incluso con nosotros mismos), también ocurre que buena parte de lo que creemos que sabemos sobre la escucha, o es equivocado, o es una historia que nos hemos contado para no abrirse del todo al encuentro con los otros. La Escucha Activa trata de eso: de cómo encontrar en el escucharse una de las más potentes herramientas de comunicación, cuyo mejoramiento seguramente se verá reflejado en muchas de las áreas de nuestra vida.

PRIVADO

Es lo que hay

Vamos por la vida convencidos de que sabemos escuchar porque, pues, cómo negar la evidencia: escuchamos las letras de las canciones, escuchamos las sirenas de las ambulancias y cuando alguien dice nuestro nombre. Es verdad, pensamos: escuchamos todas esas cosas y, hasta ahora, (tal vez) no hay ningún examen médico que indique que estamos perdiendo la audición.   Pero, ¿en realidad escuchamos tan bien como creemos? Porque, si así fuera, tantísimas personas no tendrían que buscar confidentes por fuera de su ámbito relacional, pues en casa y en su círculo de amigos ya tendría, supone uno, los espacios para sentirse escuchado.   Entonces puede ser buena idea voltear la mirada: no preguntarnos si creemos que escuchamos, sino preguntarnos si nos sentimos escuchados. Este curso trata de eso: voltear la mirada, incluso, voltear la escucha; sondear si, en realidad, escuchamos bien, lo suficiente, con talento, y abrir caminos para que podamos escuchar mejor.   La Escucha Activa es la posibilidad de hacer del escucharse una poderosa herramienta para mejorar nuestra vida en los ámbitos donde nos encontremos con otros humanos para construir proyectos conjuntos. Pues, allí donde miremos que interactuamos con otros humanos, la escucha es fundamental; así que escuchar más y mejor será una oportunidad para mejorar la vida en lo interpersonal, familiar, laboral, social y, seguramente, esto implicará una mejor relación con nosotros mismos.

A dónde vamos

Escucha Activa es la manera como entendemos todo el poder (generalmente desperdiciado) que hay en la escucha. Para remarcar ese potencial empleamos eso de activa, que, para nosotros, invita a una relación consciente, intencionada y asertiva de la escucha. Así que la ruta con la cual vamos a lograr el objetivo es bastante sencilla. Primero, en “¿Me escuchas?”, revisaremos algunos supuestos asociados a la escucha, algunas razones de por qué generalmente nos entendemos mal cuando conversamos, y miraremos unas primeras ideas para ampliar la comprensión del escuchar humano. Segundo, en “Escuchar: activa-mente”, vamos a explicar con mayor amplitud varios de los aspectos que integran la escucha (en general) y, particularmente, la Escucha Activa. Tercero, en “Activar la escucha”, vamos a sugerir algunas pautas prácticas para enriquecer nuestros procesos de escucha. Pero si eso tiene relación con los contenidos del curso, hay algo aun más importante para nosotros: que el aprendizaje sea significativo, propositivo y divertido. Tómalo como una de nuestras principales en este curso.